Historia de la París Fashion Week

FLIS®

9 sept 2021

FLIS® Moda. Fashion Week París Historia

Más allá del glamour, la fama, y los últimos acontecimientos en París, la pasarela de moda más importante de los cuatro grandes, (New York, Milán, Londres), se encuentran historias detrás de sus diseñadores y marcas insignes.


En la actualidad, más que elegancia, patrimonio, mitos y leyendas que envuelven este gran epicentro de la moda de marcas icónicas y mediáticas, concurren diseñadores emergentes y marcas menos conocidas que muestran ese lado innovador, la transformación de gustos y los puntos de vista de las nuevas generaciones de creadores y consumidores de moda. Todo esto como un mensaje que no debemos ignorar, ni suponer, porque la moda como fenómeno social nos comunica necesidades e inquietudes que debemos observar si deseamos permanecer vigentes en este complicado negocio.


En este 2021, nos ha sorprendido una semana de alta costura totalmente digital que fue presentada desde el 25 al 28 de enero de este año, con un total de 27 firmas que mostraron sus colecciones en formato digital, algunas de ellas pertenecientes a la Federación Francesa de la Alta Costura y otras invitadas.


En los años 20´ y 30´, París ya bullía con los nombres más reconocidos de la moda, tales como: Coco Chanel, con sus diseños más discretos, o Elsa Schiaparelli, con un estilo surrealista, o los fluidos drapeados de Madeleine Vionnet.


Los desfiles de entonces consistían en presentaciones mucho más reducidas y personalizadas, en contraposición a lo que conocemos hoy de grandes mediáticos y concurridos.


Las casas de moda presentaban con unas pocas modelos sus colecciones, era un evento privado destinado para los clientes del diseñador, quienes guardaban con celo la exhibición de sus creaciones por temor a que alguien los copiara, los fotógrafos tenían prohibida terminantemente la entrada.


En la época post guerra, la creciente influencia de la industria de la moda neoyorquina en el escenario mundial, fue la principal motivación de París para buscar recuperar la supremacía como referente global de moda. Recordemos que tras la Segunda Guerra Mundial se había fomentado el apoyo a los diseñadores de Estados Unidos a través de la primera Press Week (semana para la prensa) de 1943, pero, el encanto, tradición y estilo parisino, se impuso cuando Christian Dior en 1947, presenta su primera colección llamada Corolle, que posteriormente la editora de Haper´s Bazaar, Carmen Snow, rebautizó con el nombre New Look. Al evento concurrieron diversos periodistas de moda, que sí podían fotografiar aquella revolucionaria colección, la cual estaba en contraste con los diseños creados en la época entre guerras.


En los años 60, otra figura insigne, fue Yves Saint Laurent, con el lanzamiento de su línea de prêt-à-porter en 1966, la cual incluía su insigne esmoquin. Yves Saint Laurent marcó otro cambio de mentalidad para la época, lo cual determinó la cultura juvenil representativa del momento, junto con el surgir del prêt-à-porter como la nueva tendencia en el negocio de la moda.


La semana de la moda en París comenzó en 1973 y Milán fue la siguiente en 1976.


Aunque la primera semana de la moda se celebró en Nueva York, el evento en sí deriva de los desfiles de moda (¨défilés de mode¨), que se celebran en los salones de alta costura de París. Las primeras exhibiciones de moda se muestran en maniquíes solo para los clientes de los diseñadores. Charles Frederick Worth, comenzó a mostrar múltiples piezas juntas y Paul Poiret es el primero en organizar fiestas después de sus eventos.


El artículo completo se encuentra en la revista FLIS® Moda y Derecho al Día 7/2020.

Puedes conocer el contenido de la revista en el siguiente link.