La edad de plata

Emilio Baquero

9 sept 2021

FLIS® Lifestyle. Sociedad

En la Europa de las próximas décadas se estima que uno de cada tres habitantes será mayor de sesenta y cinco años, la pirámide de la población se invertirá y la esperanza de vida aumentará debido a los avances en medicina y la sociedad del bienestar. Claro está, que estamos hablando de países desarrollados, ya que a la cola estarán segundos y terceros países, donde mucho me temo, que esta previsión no se cumplirá del todo.


Estos augurios no responden a un guion de una película futurista sino a una realidad que sin haber llegado aún a ese futuro, está asomando ya por el horizonte. Un horizonte no muy lejano que vislumbra un paisaje donde los habitantes mayores de 50 años serán legión, serán el motor de la economía y el segmento de población de mayor peso, por ende, ellos serán los que trazarán el camino de baldosas amarillas cambiando las formas de consumo e intereses.


Realmente el futuro ya está aquí, empezamos a ver movimientos en el tablero ajedrecístico de la economía. Muchos sectores económicos como la moda, la salud, la belleza, la banca, el ocio, o la cultura, empiezan a mover ficha en un inteligente juego en aras de la búsqueda del perfecto “jaque mate con la reina”. Un juego estratégico que llevará a los más avispados al reino de los ganadores y a vivir una dorada edad de plata.


“Mayores, pero sobradamente preparados y listos para beberse la vida a grandes sorbos”, estamos ante los “sellennials” o la “generación silver”. Una nueva tribu urbana en la que la edad no es un problema se siente tan jóvenes como cualquiera y no tan viejos como para sucumbir. Disponen de más tiempo libre, sobre todo aquéllos que ya se han jubilado, tienen las cosas más claras, saben lo que quieren y por qué lo quieren, buscan propuestas a su medida y bueno no podemos dejar atrás lo más importante, sus recursos económicos son mayores y estables, frente a otros actores del consumo que dependen de muchos factores que pueden hacerlos más vulnerables. 


Así empezamos a ver como los focos iluminan un nuevo escenario demográfico, una nueva generación que más que “silver” yo la definiría como la generación “golden”, la generación dorada que acaparará toda la atención de las actividades económicas, productos y servicios en aras a satisfacer todas sus necesidades.


Pero si la industria silver quiere brillar en los escaparates de esta economía emergente, tendrá que abordar grandes retos que van a propiciar los cambios significativos de una sociedad que viaja hacia una longevidad activa. La sociedad ya no contempla el envejecimiento como algo negativo, sino como un ciclo más de la vida donde no se contempla vivir de una manera pasiva. Todo lo contrario, seremos personas que viajaremos más, nos cuidaremos más, consumiremos más y mejor. 


En definitiva, necesidades que llevarán implícito un cambio en el modelo productivo para poder aprovechar el potencial de un mercado listo a ser explotado y subir al tren que llevará hacia la parada de las grandes oportunidades que propiciará el deseo de vivir más y con calidad.


El artículo completo se encuentra en la revista FLIS® Moda y Derecho al Día 8/2021.

Puedes conocer el contenido de la revista en el siguiente link.