¿Los diseños de moda tienen derechos de autor?

Caribay Camacho

8 sept 2021

Fashion Law Derechos de Autor

Depende de la originalidad, de lo que hayas registrado como tuyo y de muchos otros factores, pero la respuesta resumida es: puede que sí pero no siempre. Saber la importancia de la propiedad intelectual que existe sobre una determinada prenda, es lo que hará que en un futuro puedas accionar contra la venta de las falsificaciones de tus diseños.


Como humano creador que eres tienes una propiedad sobre tus diseños, nace cuando expresas esa idea que tienes en la cabeza, desde el primer boceto hasta la ejecución final, y a medida que avanzas en su fabricación irás formando derechos sobre ellos, los cuales, aquí te iré diciendo las fases y lo que puedes proteger en cada una de ellas utilizando la pieza indicada.


La propiedad intelectual se divide en varias categorías. Todo nace de la creación humana, y dependiendo del uso que se le dé, la forma de expresión de esa idea, su aplicación y otros factores que ya mencionaré, se considera que tienes derechos de autor o una propiedad industrial. Esto por decirlo de una manera muy sencilla, no nos compliquemos sin necesidad y vamos a centrarnos en los conceptos que solamente se necesitan para este artículo.


Del lado de los derechos de autor puedes tener una obra, y del lado de la propiedad industrial puedes tener:

  • Una marca.

  • Un diseño industrial.

  • Un modelo industrial.

  • Una patente.


Los derechos de autor los consigues desde el primer momento que creas la obra, ya sea artísticas, literarias o científica, expresada a través de cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro (Artículo 10.1 Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, de la Ley de Propiedad Intelectual (LPI)), y lo bueno es que no tiene un listado exacto ni cerrado sobre qué es, la ley deja un gran espacio para que entre casi todo lo que tu mente decida crear, siempre y cuando tenga las siguientes características: la originalidad y sea creación intencional de un humano.


Apliquemos esto a una camisa: ¿cuál de sus partes podemos considerar una obra? La ilustración que hayas creado para el estampado, sin duda, es una obra de arte que, además, aplicaremos en un elemento industrial. La obra de arte aplicada a la industria es una creación artística con funciones utilitarias o incorporada en un artículo útil, ya sea de artesanía o producida a escala industrial.


Su nacimiento, su forma de expresión es meramente artístico, pero su fin es industrial. El ejemplo que siempre indico es el exprimidor más decorativo que existe, el creado por Philippe Starck (Philippe Patrick Starck es un diseñador industrial francés reconocido mundialmente por la funcionalidad de sus diseños y la estética de estos.), en 1990 que está considerado como una joya de coleccionistas y un referente del diseño industrial.


Ese estampado, que además podrás utilizarlo en otras piezas, ya es tuyo para siempre, y los derechos de explotación durarán toda tu vida y 70 años después de fallecer.


No hace falta un registro, pero si quieres verte más profesional y tener algo que soporte tu autoría, entonces es muy importante que hagas un registro de tu obra. Puedes hacerlo en el Registro de la Propiedad Intelectual o en SafeCreative.org, ambos son totalmente válidos y puedes hacer tus registros desde internet. De esta manera tendrás una prueba cuando te encuentres con una falsificación y desees reclamar su uso indebido.


El artículo completo está disponible en FLIS® Moda y derecho al Día 9/2021

Puedes ver el contenido de la revista en el siguiente link.